martes, 24 de julio de 2012

El ultimo de los mohicanos


Los músicos llaman a las cosas por su nombre. Por ejemplo, inventaron el término variación. Así, utilizan la melodía de otro autor y a partir de ahí construyen una montaña. Con una mano en la cintura plagian aquella melodía que los subyuga, le dan un nuevo formato y aquella obra ve la luz en medio no de la indignación sino de la honra. En efecto, para un compositor equis es motivo de nobleza que otro lo plagie. ¿Por qué los escritores y directores se encolerizan hasta perder la cabeza?.


Paganini crecía no sólo por su técnica de prodigio y maravilla, no sólo por sus Caprichos y sus conciertos que se desparramaban de unos oídos a otros y se iban apropiando de la humanidad culta. Lo mismo sucede con este caso en particular. Esta maravilla ucronica es de 1992. Y se basa en la novela homónima de James Fenimore Copper.


Aquí Michael Mann, ese que le da por hacer adaptaciones cinematográficas de series viejas, logro una obra de arte. Vista desde la perspectiva de un universo paralelo. La narrativa funciona maravillosamente de no ser por las treinta mil inexactitudes que tiene en relación a la obra original. Fue concebida en la óptica de Mann, como un "que hubiera pasado si..."


La trama transcurre en un mundo desarrollado a partir de un punto en el pasado en el que algún acontecimiento sucedió de forma diferente a como ocurrió en realidad (por ejemplo: los vencidos de determinada guerra serían los vencedores). La ucronía especula sobre realidades alternativas ficticias en las cuales los hechos se han desarrollado de diferente forma de como los conocemos. Esa línea histórica se desarrolla a partir de un evento histórico extensamente conocido, significativo o relevante, en el ámbito universal o regional. (para entender mejor el concepto volteen a ver volver al futuro II)


En fin, el protagonista de la película, que mención aparte deberían ser los impresionantes paisajes, es la capacidad visual que el director tuvo en su versión. Para muestra la tensión y fuerza histronica de un final que no tiene dialogo. La música maravillosa de Trevor Jones y Randy Edelman mimetizan el momento que peca de muda performatividad.



El dolor, la angustia y la tensión de los personajes se vive y se palpa desde una óptica dramática. Que tiene un buen resultado, heredado de Sergio Leone. Pero de eso hablaremos mañana. La historia se sitúa en un periodo durante el choque de tres culturas, en la Guerra de los Siete Años, con las potencias que eran Gran Bretaña y Francia enfrentadas por el control de las colonias norteamericanas, en 1757. Es decir, mucho antes de la Declaración de Independencia de 1776. Un crisol de aventuras que se nutre la de épica de lo salvaje como verdadera leyenda americana.


Nathaniel (Daniel Day-Lewis), es el hijo adoptivo semicaucásico de un indio que se considera el último de los mohicanos. Durante una cacería, Nathaniel, Uncas y su padre detectan huellas de indios hostiles y los siguen. No lejos de allí, una columna de soldados ingleses, que transporta a las hijas del coronel Munro, Cora y, Alice, su hermana menor, hasta su padre, es atacada por indios hostiles. Las mujeres sobreviven junto con el oficial Duncan, que pretende a una de ellas, mientras que la guarnición es asesinada y solo se salvan gracias a la intervención oportuna de Nathaniel y los suyos. En la matanza de los soldados ingleses ha intervenido un indio, Mawa (Wes Studi), que fingía ser su guía y quien en su fuero interno odia a Munro. El objetivo de Mawa era asesinar por venganza a las hijas del coronel Munro. De ahí se suceden eventos dramáticos que seria mejor verlos que leerlos.



Su música , sobre todo el tema principal, no fue creado para la película. En realidad es una versión del tema ‘The Gael’, de Dougie MacLean, incluido en su álbum ‘The Search’. Ahora, la adaptación de ese tema a cargo de Trevor Jones, es uno de los que cualquiera puede identificar a las pocas notas. Y debería estar dentro de los créditos como un actor principal. En definitiva el ultimo de los mohicanos es una de esas películas para verse en el cine, o bien con un buen cañón en versión full HD a tras de un buen sistema de audio.


4 comentarios:

  1. ay ya entendi..........o sea que todo lo que puse valio cheto. Pero en fin...Como decia me encanto la pelicula, y eso que no soy partidaria de peliculas epicas...pero esta, Daniel ...Lewis lo ame! a lo mejor era mi edad (14 años) pero he visto la pelicula y sigo suspirando y vuelvo a llorar en la escena del suicidio en el precipicio...aunque es un sacrificio que obvio no haria (jajajaja) pero bueno...la direccion de escena y las tomas a los paisajes naturales, cuando las filmaciones no contaban con la tecnologia con la que cuentan ahora 20 años despues, la sigue haciendo impresionante. Recuerdo que mi papa cuando la vimos decia: es q eso no es asi...xq pusieron eso...ese personaje no es tan malo...y aun asi sali maravillada del cine......cuando no habia cinepolis sino en mi pueblo....un cine con funciones en ocasiones de teatro...con telon e intermedio. Recuerdo la rechifla cuando de repente prendieron las luces de la sala....si a mi gusto es una pelicula que permanece en el tiempo sin que se vea vieja...o pasada de moda, xq va mas alla de eso. La mirada de Nathaniel...ahhh!!!Realmente el recordarla me hizo disfrutar el momento en que la vi la 1a vez.Ver la profundidad de las miradas...si, es de esas peliculas que se merecian iniciar con nuestros comentarios. Tambien aprendi que en ocasiones es mejor leer el libro primero, para despues ver la peli y disfrutar las coincidencia o las mismas diferencias. Yo decidi ya no leer el libro, me quede con esta version a pesar de la rabieta de mi papa. Pero si...una pelicula que me recordo muy buenos momentos. Gracias Willysh por iniciar con esta =)

    ResponderEliminar
  2. Como veo que no vas a leer el libro te digo lo que realmente pasa:

    Primero. El coronel Munro no muere durante la narración ni a manos del magua, sino de cansancio de guerra y, según los rumores en la obra, de dolor tras la pérdida de Cora; poco después de los hechos que se narran. Segundo. La hija de Munro que muere no es Alice, sino Cora, en una escena parecida a la de la película, pero no se suicida ni tampoco es asesinada por el magua, sino por un compañero de este. Tercero. magua, muere intentando huir de sus enemigos tras asesinar a Uncass cuando salta por un precipicio y no consigue alcanzar totalmente el otro lado, para quedar expuesto al rifle de Ojo de halcón que lo abate mientras intenta escalar la pared hacia la cima. La escena de la caverna en el interior de la cascada se da al principio de la obra y es cuando se forja la amistad y odio entre el grupo de personajes principales. Las hijas de Munro, con su protector el mayor Heyward y un profesor de canto, David Lagamme -un personaje fundamental en el transcurso de los hechos que no aparece en la película-, son apresados por primera vez por los hurones.

    ResponderEliminar
  3. Por otro lado efectivamente antes de la entrada de las megacorporaciones. El cine se disfrutaba, se olía, y se vivía. Actualmente es mera mercadotecnia. El cine viene de cuna humilde era entretenimiento barato para la gente de escaso recurso. Pero a la llegada de la organización ramirez ahora te gastas 400 pesos en una ida en familia por mínimo. Por ello la ilusión de que el cine era mejor antes debido a la magia que producía esa hechura ingenua con intermedio de por medio.

    Yo recuerdo haber visto películas (lease star wars) donde la gente aplaudía, gritaba y trataba de interactuar con la película. Es parte de esa química que se ha perdido

    ResponderEliminar