miércoles, 25 de julio de 2012

El bueno el malo y el feo



Su titulo original es Il buono, il brutto, il cattivo, del género spaghetti western (Películas de manufactura italiana con temáticas de vaqueros) estrenada en 1966. Fue dirigida por Sergio Leone y protagonizada por Clint Eastwood, Lee Van Cleef y Eli Wallach. Es la tercera y última película de la llamada «Trilogía del dólar», siendo precedida a Por un puñado de dólares (1964) y La muerte tenía un precio (1965). La trama gira en torno a tres pistoleros que luchan por encontrar un tesoro durante la Guerra de Secesión (Guerra Civil estadounidense). El rubio (o el bueno) y Tuco (o el feo) son dos timadores que se aprovechan de las recompensas que en diferentes pueblos dan por la entrega de Tuco; el primero entrega al segundo, cobra el dinero y luego, a la hora de la ejecución, lo libera. El rubio decide romper la “sociedad”, pero Tuco no está de acuerdo y casi va a matar a su ex-compañero cuando, casualmente descubren la existencia de un gran tesoro escondido en un cementerio. De nuevo juntos, pues cada uno oyó una parte del lugar donde el botín está enterrado, tendrán que evitar a Sentencia (o el malo), quien también descubrió la existencia del dinero y hará lo que sea para encontrarlo.


Lo que desde mi particular punto de vista es un acierto de Leone, es la visión anónima del vaquero. Esa que encaja perfectamente para la mitificación de la figura wester que tanto exito le dio a Estwood. La narrativa, si es que se puede aplicar el concepto, no tiene pasado, su vida es un misterio y su carácter de madera áspera es el complemento de una psicología que si bien no es el mismo personaje en las tres películas resulta sospechosamente familiar. Clint Estwood durante las tres películas no tiene nombre, Aquí en esta en particular solo lo llaman por su apodo. Blondie


A pesar de ser la última de esta trilogía, se ha convertido en un suceso en la historia del cine. La mayoría de los gags en películas de vaqueros provienen de esta trilogía. Plantas rodantes al viento del desierto, y las técnicas de narración visual tan características de Leone, su maravilloso tratamiento de tomas abiertas hasta el horizonte, que se compactan hasta el colapso en el close-up de la mirada de los pistoleros.


Denle play mientras leen estas lineas a modo de ambientación

La banda sonora fue escrita por Ennio Morricone, quien había trabajado con anterioridad en dos películas de Leone. Morricone utilizó disparos, silbidos y yodel en varias de las canciones. El tema principal, que se asemeja a los aullidos de un coyote (el cual se mezcla con un aullido real en la primera toma de la cinta), es una melodía de dos notas usada como motivo musical para caracterizar a los tres personajes principales. La melodía es interpretada con diferentes instrumentos para diferenciar a los protagonistas: una flauta para Blondie (Clint Estwood), voces humanas para Tuco (Eli Wallach), y una ocarina para Angels eyes (Lee Van Cleef a quien extrañamente solo recuerdo en esta y en escape de Nueva York de John carpenter que también recortare aquí en su momento).


Es de notable detalle que ya en los sesentas se comenzaba a dar un tratamiento especial en la música. Como parte del reforzamiento pasional y dramático de la trama. Leone y Kubrik sabían manejar perfectamente esta cualidad. Solo volteemos a ver the misión y once upon a time in america del primero y 2001 odisea en el espacio y ojos bien cerrados del segundo.


El Tuco en busca del oro, durante la escena del cementerio.

El clímax de la película es fantástico, nos deja una clase de cómo deben hacerse las películas sin presupuestos monstruosos.  Desde la dramática carrera de Tuco en el cementerio por encontrar la tumba de Arch Stanton, donde supuestamente está enterrado el oro. (Tema que incluso metallica usa para abrir sus conciertos) Hasta el mágico duelo de tres, donde la capacidad de astucia, y rapidez en los personajes se dibuja en sus expresiones.


Ojo abrir bajo su responsabilidad contiene SPOILER

Para mi esta es a la fecha, coincidiendo con Tarantino, la mejor película dirigida de vaqueros, para verse como no con un buen cañón y un sistema de audio.

1 comentario:

  1. uhmmm Willysh...mi marido la vio y yo me dormi a media pelicula, el estilo western no es lo mio, por lo tanto no debatire nada de lo que has puesto aqui.

    ResponderEliminar